31.1.08

MOSSÈN CERVANTES

Què n'és de bonic el carrer Cervantes!
Plafons informatius, grafitisme i... l'home invisible!
I tot en només un bocinet de carrer!
El més divertit d'aquest carrer és la confusió que sempre ha portat el tal Cervantes, ja que tothom confon el cardenal amb el famós escriptor anglès...

6 comentaris:

Alberto ha dit...

El hombre invisible y el grafiti esta curioso

Eva ha dit...

Quines ganes de fer grafitis en un parking pero s'ha de dir que son currats eh

romanill ha dit...

No emboliqueu la troca que el que era anglès era l´Higini...

Anònim ha dit...

the invisible man = el guardia urbano

Anònim ha dit...

TARRAGONA | Viernes 8 de Febrero, a las 07:10:h

El deterioro de Cervantes sigue un año después de las quejas vecinales
Está en el centro de Tarragona y es lugar de paso de turistas, pero su aspecto es el de una maltrecha y abandonada vía pública
por carles gosálbez | carlesg@diaridetarragona.com

Hace hoy un año el Diari recogía el malestar de los vecinos de la calle Cardenal Cervantes por el lamentable estado de aceras y calzadas. Doce meses después, la situación continúa igual.

Era un día de lluvia cuando. El vecino Francesc Poy dijo entonces que después de soportar durante meses las obras de calles del entorno, «no se arreglará la nuestra hasta que se haga un proyecto que afecta al Fòrum de la Colònia». Nada ha cambiado desde aquella fecha: 8 de febrero de 2007.

Coches sobre la acera que impiden el paso de peatones, capas de asfalto desaparecidas que provocan agujeros, desagües obstruidos, árboles cortados y no repuestos, aceras desniveladas y accesos a un párking donde hoy hay una tienda es el panorama que presenta la que, posiblemente, es la calle céntrica más abandonada de la ciudad.

En anterior gobierno municipal llevó a cabo un ambicioso plan de reforma de las calles Gasòmetre, Lleida, Soler, Fortuny... pero se olvidó de Cervantes. A preguntas del vecino Francesc Poy, se le dijo que «no se arreglará nuestra calle hasta que no se haga un proyecto que afecta al Fòrum de la Colònia», que entre otras cuestiones preveía trasladar la puerta de acceso del recinto monumental precisamente a la calle Cervantes.

Una reforma que no llega

El proyecto de reforma fue presentado en rueda de prensa por el gobierno del alcalde Joan Miquel Nadal, pero con el paso del tiempo parece que se ha diluido. Esta es la opinión que sostienen vecinos que ayer fueron consultados por el Diari , coincidiendo con el primer aniversario del reportaje que mostraba las deficiencias de la calle.


Francesc Poy aseguró que «sigue siendo la calle de Tarragona que presenta un peor estado, cuando se trata de una muy transitada, tanto por vehículos como por peatones». Un año después, «no desistimos y continuamos reclamando que la arreglen, pero tal vez ésta sea una promesa que nos harán en la próxima campaña electoral de la ciudad», dijo con ironía.

Maria Bové, una de las vecinas de la calle, manifestó que «lo único que ha cambiado es que hace un año había en la explanada que hay junto al Fòrum material de obra utilizado en las calles de al lado, y ahora está todo igual que antes de que remodelaran las aceras de Soler».

Bové, propietaria de un local dedicado a peluquería, remarcó que «la red de alcantarillado está en mal estado y sufrimos filtraciones». Todo arranca de cuando, hace unos años, «hicieron un párking en un edificio de la calle Fortuny: nunca debieron permitir que por Cervantes pasaran camiones de alto tonelaje, que acabaron por hundir el asfalto».

Bové opina que el Ayuntamiento «no arregla nuestra calle, ya que la utilizará como almacén, como ya hicieron, de las obras de reforma del Mercat Central». Añadió que «ésta no es una calle para que pase un autobús, al menos en su estado actual».

'Es un desastre'

La peluquera Rosa Torres declaró que «ya ha pasado mucho tiempo y la mejora no llega». La paciencia de los afectados se acaba y, por el momento, «no tenemos noticia de que quieran remodelar, de una vez, nuestra calle».


Torres también hizo mención del proyecto de reforma del monumento del Fòrum de la Colònia. «Si la quieren hacer, me parece bien, pero que se decidan a hacerla».

Una persona que pasó por el lugar y escuchó parte de la conversación, no dudó en decir que la actual situación urbanística de la calle Cervantes «no la arregla ni el Quijote».

A la espera de que llegue una solución, los vecinos tienen el sentimiento de pertenecer a un lugar que no se corresponde con lo que debería ser el centro de una ciudad como Tarragona.

Anònim ha dit...

I no es pot denunciar el tema d'alguna manera? De qui depèn que s'adecenti aquesta claveguera oberta al mig de la ciutat? No ens fa vergonya fer passar els turistes que visiten el Forum per un carrer de mala mort com aquest? Com pot ser que es permeti aquesta incompetència?